domingo, 30 de enero de 2011

Fóllame

Francia (2000)
Dirigida por Virginie Despenses y Coralie Trinh Thi
Karen Bach, Raffaëlla Anderson, Delphine MacCarty, Lisa Marshall, Estelle Isaac, Karen Lancaume.

¿Quien quiere follarse a una puta barata?
Fóllame no es un jódete, es un desafío mucho mayor. Ya estamos muy acostumbrados a ver "jódetes" por este mundo, y no terminan de escapar del código moral al uso. Un "fóllame" es otra cosa. Lo amparan una serie de recursos: una imagen cutre, una música radical, unos diálogos y un montaje rácanos, unas interpretaciones exentas de artificios, casi planas, una volencia gratuita, un sexo explícito... Todo ello hasta las últimas consecuencias, en un experimento paralelo al viaje terminal de las protagonistas.
Un "fóllame" jode mucho, y uno no siempre se deja. Yo me dejé (ese día estaba de humor) y la película me "entró". Pasada esa barrera, aparecen las virtudes del desafío. Su coherencia interna, su tono amargo, su locura, el odio que mascan sus personajes y que el espectador, jodido como está, masca también. En la cutrería más absoluta, respira una película honesta, que se vacía en la pantalla, que no esconde nada y que al final corre por las venas del espectador que se deja joder.
El mérito de esta película va de jódetes y fóllames, es una invitación, en concreto te invita a follarte a una puta barata y a dejarte abrazar por ella, algo no apto para narices finas, ni para hipotenusos, más indicada, en cambio, para catetos, temerarios y gentes de polvo fácil, un sector social que también tiene su corazoncito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada